Columna de Catriel Mirabelli: “Nuestras series” (Primera Parte)

tvEn la vida cotidiana existen ciertas cosas que sirven para que organicemos nuestra rutina: el trabajo, la facultad,  el futbol, una actividad extracurricular y otras vidas también, esto entre otros menesteres.

Pero existe una herramienta que se alza por sobre el resto de los factores y que es insoslayable en esta sociedad hiperconectada (que a veces se desconecta… Hola Edesur, buen día Edenor), hablamos de la televisión, medio del que nadie está exento y que nos atañe como pueblo y como nación. En nuestro país, o sea en el hemisferio sur, el año comienza en pleno verano con 40 grados de térmica y con las vacaciones (si, esas que te duran 15 días contra los otros 350 que te pasas laburando, abrazo fuerte para el inventor del capitalismo), es decir arrancamos el año rascándonos a dos manos o protestando porque No tenemos luz.

man-watching-tvPara la televisión el año arranca en marzo, o al menos es lo que solia pasar; allí es cuando comienzan las telenovelas nacionales ubicadas en el Prime Time (praimtaim), que comprende las últimas 4 horas del dia, desde las ocho hasta las doce de la noche con elencos producidos serialmente, o sea, los mismos carilindos de siempre.

En los últimos años la tendencia de comenzar en marzo viene cambiando, existe entre los canales de aire una suerte de competencia para ver cuál es la serie/telenovela que arranca más temprano porque se supone, y se ve en los hechos, que la que se instala más rápido es la que tendrá un éxito más grande y continuado (es decir que los canales se primerean el primetime y ven quién la tiene más larga, hablando de la duración de la serie por supuesto). Esta nueva tendencia se vió reflejada en el año que pasó: desde  el verano hubo una competencia entre “Vecinos en Guerra” y “Solamente vos”, la novela de Telefé y la de Canal 13, respectivamente.

PSM_V55_D502_Graph_scale_of_animal_learning_curve_1 Este año 2014 pareciera haberse intensificado la tendencia ya que Telefé lanzó dos ficciones durante los primeros días de Enero: “Sres. Papis” y “Somos Familia” y Canal 13 comenzó ya en Diciembre del año pasado con “Mis Amigos de Siempre” (buen nombre, porque realmente son los mismos de siempre) con algo que parecería ser una apuesta veraniega para un público más juvenil, algo que también se había intentado con “Los Únicos Teen” o alguna cosa por el estilo, algo que por suerte no recordamos muy bien.

Todos estos manotazos de ahogado que barajan los programadores de los grandes canales que supieron cautivarnos con conmovedoras historias de gente común como “Gasoleros”, “Campeones”, “El sodero de mi vida”, “Montecristo” y “Resistiré”, entre otras, parecen netamente una cuestión de coyuntura: esto de afianzarse antes, imponerse, repetir los elencos, darle más importancia a la cara que a la faceta del protagonista y después estirar la serie todo lo que se pueda mientras rinda se deben cierta medida a que el encendido de la televisión está decayendo.

bbc-dracula-filmingSin embargo, la trama de los guiones ha ido evolucionando con la serie de concursos lanzados por el INCAA en donde se financian pequeñas ficciones que se emiten en algunos canales de aire. La apuesta ya no va por el lado de las mediciones o el rating (que suele ser bajo) sino por arriesgar, buscar propuestas diferentes. Algunos ejemplos de esto son “Osterheld ultimas viñetas”, una serie que cuenta un poco sobre la vida del creador de El Eternauta; “Jorge”, protagonizada y escrita por Malena Pichot; “El pacto”, serie que retrato los delitos económicos ocurridos durante la dictadura militar, entre los que se encontraba la expropiación de Papel Prensa, hecho que derivó en un conflicto con Mike Amigorena y resultó en su abandono de las grabaciones sin haber terminado sus escenas; es por esto que decimos que realmente es un riesgo en todo sentido.

Series como estas mostraron la capacidad de hacer ficciones diferentes en nuestro país, o sea que hay ideas aún y talento también. La mala noticia (o no tan mala) es que no es la apuesta de los canales más vistos (¿será por eso que lo son?) los cuales son privados; por ahora la posibilidad de algo diferente se ha dado siempre mediante inversión y promoción estatal. Como resultado de esa federalización de los contenidos, estas series se pueden encontrar gratis en Youtube, ya que son subidas inmediatamente luego de exhibirse al aire, hecho que generó el Banco Audiovisual de Contenidos Universales Argentino (BACUA).

La televisión está cambiando. Parecería que la dependencia de la gente para con ella decae debido a que otras plataformas dan a la gente un acceso más democrático a los contenidos, como el Internet; se puede elegir qué ver y en qué momento, no hay necesidad de sentarse a darle toda la atención a la caja luminosa, que con sus imposiciones de tiempos y horarios había justamente (como decíamos al principio) organizado de alguna manera la vida cotidiana de la población. Pero ésta logra cada vez más independencia y libertad para ver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s