Entrevista | Fernando Salem, director de “Como funcionan casi todas las cosas”

“Como funcionan casi todas las cosas” es la ópera prima de Fernando Salem. Dias atrás, durante el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, se alzó con el premio al “Mejor Director” de la competencia argentina y el “Premio Argentores al Mejor Guión Argentino”. El film cuenta la historia de Celina, una chica que luego de la muerte de su padre se convierte en vendedora de libros puerta a puerta para viajar a Italia y encontrar a su mamá. Pero en su primer viaje de ventas a través del desierto, descubrirá que su madre vive mas cerca de lo que ella pensabaSe estrenó éste jueves y desde Sin Subtítulos intercambiamos algunas preguntas con su director.

¿Cómo surge la idea de la película? ¿Tiene algún anclaje en una historia personal?

  Fernando Salem: Tuve muchos trabajos. Ayudé en el taller de marroquinería de mi papá, fui repositor de supermercado chino, administrativo, vendedor de libros, vendedor de seguros de vida, diseñador de páginas web, productor en la película de Coppola, hice dibujos animados y ahora trabajo como director y guionista. Creo que los trabajos hablan de quienes somos y el trabajo es muy importante para mi. Soy muy racional y perdí a mi viejo a los 15 años, él tenía mas o menos la edad que tengo yo ahora. Como cualquier hijo que pierde a un padre, al quedar medio huérfano empecé a buscar declaraciones 1respuestas. Quizás haya un sentido en la vida, pero yo no lo encuentro y al mismo tiempo creo que es una pérdida de tiempo andar buscándolo. Habrá que sentir, porque frente al amor, la muerte y la vida, es lo mejor que podemos hacer. ¿No?

¿Por qué elegiste rodar en San Juan?

FS: Celina tenía que cruzar un desierto, que es la representación de las dificultades, de ser adulto. Conocí San Juan cuando hice un viaje con un vendedor de libros hace mucho tiempo. Cruzamos ese desierto que divide Mendoza de San Juan y quedé impactado. San Juan tiene unos paisajes increíbles y gente todavía mejor. Florencia Poblete es sanjuanina, ex compañera de la ENERC y nos asociamos con ella para filmar allá. Nos mudamos todos a San Juan y encontramos que son gente muy fuerte, tenaz y talentosa. Era el tipo de gente que la película necesitaba. En Buenos Aires, la cosa es fácil, pero vivir en San Juan te templa el espíritu. Sufren terremotos, vientos zonda, calorazos, falta de agua y así y todo fundaron ciudades en medio de la nada y sacaron la provincia adelante. Ellos se pusieron la película al hombro y la hicieron propia. Es una película profundamente sanjuanina.

El título de la película es bastante poético, ¿Cómo se te ocurrió? ¿A que se debe?

FS:  Durante mucho tiempo me la pasé buscando sistemas para vivir. Fórmulas. Uno trata de encontrarle la vuelta a la vida, parámetros, maneras de ser feliz. “Si hago esto, entonces tal cosa”, “karma”, “religión”, que se yo. Resulta que cuando mi abuela se murió, mi mamá estaba con ella y vió una mariposa blanca en la mascarilla de oxígeno, la espantó, la mariposa se fue por un ventiluz y al ratito, mi abuela se murió. Esa historia puede ser un invento de mi mamá para consolarnos por esa
pérdida, pero en ese momento me dijo que nunca había presenciado una muerte y había sentido mucha paz, una paz imposible de explicar con palabras. La mariposa podría haber sido el espíritu santo, Buda, mi propia abuela o una polilla, pero cualquier explicación que le podía encontrar, opacaba la sensación de paz. A veces buscamos respuestas y dejamos de sentir. “Como funcionan casi todas las cosas” es una metáfora a todo eso eso.

¿Celina (Verónica Gerez) es un personaje que vive en soledad?

FS:  Creo que todos estamos solos. Algunos más, otros menos. Creo que tiene que ver con la cantidad de amor que uno recibe y que uno da. Celina no recibe amor y tampoco es capaz de darlo. Por eso empieza ese viaje, que podría ser como el viaje que hacíamos de chicos desde la oscuridad de nuestra habitación, llena de miedos, a la cama de nuestros papás, donde estamos seguros, protegidos y nadie nos puede hacer daño. La adultez es inhóspita, es un territorio hostil y solo puede transitarse si somos queridos y si somos capaces de querer.

¿La muerte del padre resulta un alivio para ella?

FS:  Creo que si. Por un lado es un dolor muy grande, pero era alguien que la retenía en un lugar inhóspito y seco. Celina tiene que mantenerlo y cuidarlo y lo hace con amor, pero cuando el padre muere, empiezan a aparecer sus deseos: quiere encontrar a su mamá y saber por que se alejó de ella.

¿Cómo elegiste a los actores?

FS:  No tomo casting, no disfruto del momento de evaluación de un actor, me parece cruel, injusto. Fui al teatro. Mucho. Vi muchísimas obras de teatro y me acerqué a los actores y les di el proyecto en declaraciones 2mano. Son actores que admiro, gente que me conmueve y con quienes soñé trabajar. Se formó una especie de selección nacional de actores: Pilar Gamboa, Rafael Spregelburd, Marilú Marini, Sergio Pangaro, Esteban Bigliardi, Miriam Odorico, María Ucedo, Vicente Esquerre y Verónica Gerez. Verónica es mas conocida como la cantante de Pequeña Orquesta de Trovadores, es su primer largometraje y se puso al hombro la responsabilidad del protagónico con una sensibilidad y una entrega maravillosa. El resultado es asombroso, el público y la crítica celebran la dirección de actores, pero la verdad es que no tuve que hacer nada, solo marcar la dirección y el resto lo hicieron ellos.

¿Es verdad que estuviste alrededor de nueve años trabajando en el proyecto?

FS: Si, empecé a escribir un cuaderno con la película en 2006 cuando fui a presentar mi cortometraje de tesis “Trillizas Propaganda!”. Pasó mucho tiempo y siempre estuve empujando el proyecto. Soy muy perseverante y la mayoría del equipo me acompañó todo ese rato. Es gente maravillosa que creyó siempre en el proyecto, en la idea, en la visión y les voy a estar siempre agradecidos. Los productores: Paula Massa, Diego Amson, Juan Pablo Miller, Verónica Cura, Sebastián Mignogna, la directora de fotografía Georgina Pretto, Esteban Garelli en guión, Emiliano Fardaus en montaje, Carina Luján en arte, Laura Donari en vestuario, Juan Bernardis en sonido y música. Son profesionales que aportaron desde el minuto cero y todo este tiempo esperaron a que la película crezca. Creo que la estrenamos en el pico, es una película muy madura.

En una entrevista dijiste que “Trabajar con recursos acotados, no es una limitación para el director, ya que considero que así germinan buenas ideas”. Luego de filmar la película ¿ Seguís pensando igual?

FS: Ja, me había olvidado de esa declaración. Me alegra que lo haya dicho porque sigo pensando igual. Claro que a todos nos gustaría trabajar con muchos recursos y tener a disposición todo lo que necesitamos, sea cual fuere la actividad que realizamos. Pero hay una lucha interesante: uno va con una idea al rodaje, al campo, al terreno y la realidad te responde. Es una batalla, es como una pelea constante con la realidad. Pasan cosas todo el tiempo y lo importante es tener claro que es lo importante para contar, para narrar, para volver a la noche con el material necesario en el disco rígido. Ese procedimiento de adaptación constante hace que uno tenga que pulir y trabajar la idea. Solo lo importante va a prevalecer en medio del caos que implica el rodaje; y en esa perseverancia y con esa incomodidad que implica la falta de recursos, aflora el talento. Creo que ahí está la noción de talento, en la velocidad de respuesta, de adaptación ante el caos del rodaje.

2 comentarios en “Entrevista | Fernando Salem, director de “Como funcionan casi todas las cosas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s