Cine independiente | Cine Wilde, en otras manos

Los cines de barrio, aquellos espacios que muchos mayores de 25 llegamos a disfrutar en nuestra niñez, fueron perdiendo terreno para casi desaparecer debido al crecimiento de las multipantallas y las grandes cadenas de exhibición dentro de los shoppings (Hoyts, Village Cines y Cinemark). Los cines de barrio han sucumbido, con unas pocas excepciones.

El cine Wilde podría ser uno de esos ejemplos, pero surgió luego de esta decadencia más cercana a nuestro tiempo y a través una iniciativa de vecinos que quisieron recuperar el cine de barrio. Tras muchas idas y vueltas, lograron llegar al intendente, quien construyó el cine en el predio de la ex papelera del plata.

Desde sus comienzos en 2013, “Cine Wilde” fue administrado por los vecinos que lo hacían ad honorem, con el objetivo de transformar este espacio en un polo cultural que, más allá de proyecciones de películas para chicos o películas de cine independiente que no suelen encontrar pantalla, pudiera ofrecer diferentes talleres. El tiempo fue pasando y el proyecto fue creciendo, e incluso se modificaron los alrededores, abriéndose locales comerciales y generando un nuevo entorno.

Desde Sin Subtítulos nos comunicamos con Andrea Ávila, una de las vecinas encargada del cine, y nos comentó lo siguiente: “Desde el 22 de marzo del 2013 al 9 de Agosto del 2016 lo gestionamos comunitariamente los vecinos que nos fuimos acercando a ver la movida que se armó. El cine fue creciendo lentamente y también fue cambiando la fisonomía de un barrio donde antes nadie se animaba a pasar a uno que ahora tenía familias y chicos yendo a las actividades que ofrecían”.

En ese contexto, el intendente decidió hacerse cargo de la gestión con el objetivo de “garantizar la gratuidad completa de todas las actividades”, según explicaron desde la comuna. Sin embargo, terminaron desplazando a los vecinos que habían levantado este espacio en un primer momento sin previo aviso.

El trago fue más que amargo para los vecinos el lunes, cuando la puerta principal del cine apareció rodeada de policía local y unas cadenas que impedían el paso. “Ahora que el cine tiene nombre, publico y es considerado por muchos un bastión cultural de Avellaneda, el intendente considera que es momento de hacerse cargo de su gestión. Con esto trae una directora de contenidos para el cine, y nos propone a los vecinos que vinimos gestionando el espacio y haciéndolo crecer desde su comienzo que seamos “colaboradores”.

Tal vez sea el comienzo del fin para una pantalla que, entre otras cosas, ayudó a difundir un cine independiente ya alicaído en términos de exhibición.No solo difundíamos cine independiente, sino que teníamos las puertas abiertas para que cada director se acercara a compartir su experiencia con la gente. Farsa producciones, Toronja, Brainstorming Visuals, directores como Mariano Corbacho, Daniel de la Vega, Mariano Cattaneo, Gabriel Arregu entre otros tantos” , cerró una nostálgica Andrea.

Por lo pronto, no queda más que esperar a ver cuál será el camino que se trace para nuestro cine independiente bajo la nueva dirección.

Catriel Mirabelli firma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s