Recapitulando: Game of Thrones 07X05 “La mesa está servida”

Eastwatch se nos presentó como un capítulo acelerado en donde todos llegaban a destino de un momento a otro, la tensión creció entre algunos personajes considerados centrales y tuvimos algunos retornos esperados hace tiempo, así como la novedad de una madre con un crío en su vientre. Se nos empieza a acabar esta séptima temporada y, sin arrogancia, pedimos más, queremos más, ojalá Benioff y Weiss nos oigan.

En Dragonstone se termina el affaire

drogon jon game of thronesDaenerys vuelve de quemar a Randyll y a Dickon Tarly para mostrar que va en serio y se topa con Jon, quien logra acariciar a Drogon. Esto es algo que, dado que el bicho se deja, actúa de recordatorio sobre su origen Targaryen, que se sumará a otro indicio más explícito leído torpemente por Gilly. Entre él y Dany ya no puede disimularse la tensión, sobre todo de parte de la Mother of Dragons, que no para de mirar al King in the North con ganas marinarlo un poquito y manducarlo entre dos panes. Es más, parecía que no quería que se fuera, con la carita de perro mojado que puso cuando oyó que el bastardo Stark decidía volver a sus pagos. ¡No llores Dany!

Tensiones aparte, el búnker comandado por la tríada Targaryen – Lannister – Stark decide, al enterarse vía visiones de Bran que el ejército del Rey de la Noche (no es Ricky Centurión) marcha hacia el Muro, pactar una tregua con Cersei. Para ello, Tyrion se reúne en secreto con Jaime en King’s Landing y Jon va a buscar un espécimen muerto-vivo a modo de probar la existencia de los White Walkers a Cersei junto con Jorah Mormont, quien está de vuelta para servir a su reina. Además, Sir Davos aprovecha para reclutar a Gendry, el bastardo de Robert Baratheon que vimos salir remando hace varias temporadas y del que no volvimos a tener noticias hasta hoy.  Rápidamente, el muchacho empatiza con Jon mediante el recuerdo de la amistad de sus padres, que también lucharon juntos, y la cuestión de ser un bastardo. El muchacho, con un buen manejo del martillo (de tal palo, tal astilla), parte junto a Snow al norte.

Seamos claros: el plan nos parece un riesgo al pedo, sobre todo la parte de traer un amiguito muerto, pero allá ellos. Algo se traerán entre manos los showrunners.

En el Norte el clima se corta con un cuchillo

Si bien todo parecía ser buenas migas para las hermanas Stark, Arya no parece estar muy convencida de cómo está llevando adelante las cuestiones su hermana mayor y la increpa diciéndole que, en el fondo, está queriendo que Jon no vuelva y convertirse en la legítima Reina del Norte. Todo esto se suma a los tejes y manejes que lleva adelante Littlefinger, los cuales son vigilados de cerca por la más pequeña de las Stark. De todos modos, ojo, que a Baelish no se le escapa nada y el cazador puede terminar siendo cazado, querida Arya. ¿Qué decía ese papel encontrado por No One que llevaba la firma de Sansa?

En el castillo Eastwatch (Guardia de Oriente) se reúnen los recién llegados Jon, Davos, Jorah y Gendry, con Tortmund, quien estaba encargado de cuidar el fuerte. Luego de preguntar por “la mujer grande” (Brienne), el salvaje los lleva hasta una celda donde tiene prisioneros a The Hound y los muchachos de The Brotherhood. Si bien arranca con palabrerías y echadas en cara entre varios (Tortmund le reprocha a Jorah que su padre, Jeor, los cazaba como animales; Gendry le advierte a Jon que los de la Hermandad fueron los que lo vendieron a la Bruja Roja para sacrificarlo, etc.), Jon, como casi siempre, impone un manto de conciliación diciendo que ahora están todos del mismo lado: del lado de los que respiran. Así, está especie de selección de guerreros parte al otro lado del muro con la misiva de traer un White Walker y probar la verdadera amenaza a la que se enfrenta todo Westeros. Acción asegurada y tal vez alguna muerte.

En King’s Landing se agranda la familia

Luego de salir del río y tener un diálogo cómico, como siempre que Bronn está presente, Jaime retorna a los aposentos de su hermana para dejarle en claro dos cosas: que ésta es una guerra que no van a poder ganar (un solo dragón les quemó todo el ejército y Dany tiene dos más) y que a Joffrey lo mató Olenna y no Tyrion. Hablando del petiso, Bronn lleva engañado a Jaime a una reunión secreta con su hermano menor. En otro de los reencuentros que esperábamos hace rato y que estuvo cargado de tensión, Jaime le reprocha la muerte de Padre y Tyrion le ofrece un cese de los enfrentamientos para encargarse de los muertos que vienen marchando. Cuando mano de oro vuelve para contarle a Cersei ella le dice algo así como “Ya sé pebete que te reuniste con ese enano forro, ¿a mí me vas a tratar de esconder lo que pasa en  mi propia ciudad?” Inmediatamente, Cersei le da a entender a su gemelo que está embarazada de él y que no le va a ocultar a nadie, como hizo con sus tres difuntos hijos, que el padre de la criatura es su propio hermano. Fundidos en un abrazo, la reina lo ultima: “No vuelvas a traicionarme”.

Hechos aislados

En la Citadel, Sam entra en la reunión de Maestres y escucha que les ha llegado la noticia desde Winterfell sobre el ejército de White Walkers que se aproxima. Si bien lo Maestres se lo toman medio en joda, nuestro amigo trata de convencerlos de que la amenaza es real diciéndoles que él los vio. Aunque hacen como que van a tomar cartas en el asunto, lo cierto es que continúan con su incredulidad luego de que Sam abandone la sala de reuniones y ni siquiera le dicen que su padre y hermano fueron quemados vivos por un dragón.

Ahora bien, algo que pasó desapercibido y es de lo más relevante en toda la historia es cuando Gilly pregunta a Sam por el significado de “anulación”, nuestro erudito preferido le responde que es cuando legalmente un hombre deja a su mujer, algo así como un divorcio. Inmediatamente, la jóven salvaje lee que el Maestre Maynard anuló el matrimonio del principe Rhaegar y casó al hijo del rey con otra mujer en Dorne. Por lo que vimos al final de la temporada anterior, Jon es hijo de Lyana Stark, hermana de Ned, quien fuera, supuestamente, forzada por el principe a huir con él. Confirmamos, entonces, que Snow es hijo de Rhaegar y Lyana, tal como hace tiempo se venía manejando desde el lado de los fans con la teoría (R+L=J), pero esta nueva revelación cambia el panorama. Si el heredero al trono, como lo era Rhaegar (hermano mayor de Viserys y Daenerys) anuló su anterior matrimonio y oficialmente se casó (aunque no se aclare especificamente) con Lyana Stark, su hijo no es ningún bastardo sino el legítimo heredero del trono,  con un mejor posicionamiento que Dany, ya que, basicamente, es varón y el patriarcado está presente en todos lados. Se explica entonces por qué los Targaryen pusieron soldados a defender con su vida la Torre de la Alegría -recordemos la visión de Bran de su joven padre peleando, junto al padre de Meera Reed, para lograr rescatar a su hermana- estaban, nada menos que defendiendo al heredero del trono por nacer luego de las muertes del rey, Rhaegar, y las supuestas de Viserys y Daenerys. ¿Qué pasará cuándo todo se sepa?

Volviendo al presente, Sam decide robarse de la biblioteca ejemplares útiles para la guerra que viene y escaparse al norte junto con Gilly y el pequeño Sam asegurando que ya está cansado de leer sobre las aventuras de otros hombres: es hora de hacerse con su lugar en la historia.

Tyrion está preocupado por las decisiones sanguinarias y fogosas que tomó Daenerys en la última batalla, teme que se desmadre y termine siendo actuando como su padre, el Mad King. En una charla con Varys, el enano se da cuenta que tendrá que manejarla de alguna manera y lograr un poco más de incidencia que un simple consejero.

Bran, metido en el cuerpo de un cuervo, sobre vuela la legión del Rey de la Noche hasta que éste mira fijo a la bandada y los ovíparos se dispersan, cortando la telequinesis del pequeño Stark. Volvemos a ver el poder del más malo de los malos y vuelve a ponerse en tensión esta relación de antagonismo con el Three Eye Raven. Esperamos que Bran tenga un papel sustancial en la resolución de esta guerra entre vivos y muertos.

Bien, la mesa está servida: nos quedan los últimos dos capítulos de la temporada que prometen llegar cargados de acción y, ojalá, de imprevisibles, esos que la serie tan bien sabe montar para dejarnos con la boca abierta, la piel de gallina y alguna que otra lágrima tendida. Les dejamos el preview del sexto capítulo que tendrá una duración de 71 minutos.

Matias Zanetti firma

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s