CRISIS EN EL INCAA: TERCERA PARTE

Una nueva etapa comenzó en la comunidad audiovisual desde que el Gobierno de Mauricio Macri comenzó a dar su versión de la industria con varias idas y vueltas. Para los que no recuerdan, hace un par de meses hubo una crisis en el INCAA con la salida poco elegante del presidente designado por el propio Macri, -y bancado en general por distintos sectores de la industria- Alejandro Cacetta por presuntos casos de corrupción, con un  fuerte fogoneo de medios de comunicación afines al oficialismo y al escarpelo. Tras este despido la comunidad de cine, nucleada en un estado de asamblea permanente, denunció que se venía una suerte de medidas de ajuste y recortes presupuestarios.

Luego de varias desmentidas por parte de las autoridades, la semana pasada se firmaron una serie de resoluciones desde la cúpula del Instituto, que varias Asociaciones de Cine denunciaron alegando que perjudican directamente al mediano y pequeño productor, estableciéndole límites para el acceso al financiamiento, al desembolso de las líneas de crédito y le requieren una serie de tareas que tienen más que ver con las de una gran empresa multimedia que con una productora audiovisual independiente. Es decir, se plantan las bases para la formación de un cuello de botella en la producción de películas que solo será atravesado por quienes posean una mayor estructura económica.

Dejemos algo en claro: el control para tratar de alejar los fantasmas de corrupción que siempre rodean al INCAA es correcto, pero reducir los fondos para créditos, limitar los alcances de los subsidios y complicar el acceso a pequeñas y medianas productoras ante las nuevas exigencias administrativas y financieras generará más al mediano que al corto plazo una desaparición del cine argentino más interesante y entretenido que suele residir en los pequeños autores. Necesitamos de los dos, del industrial y del pequeño, pero sobre todo se debe trabajar en la distribución, exhibición y difusión de nuestro cine. La generación de un mercado interno continuo de nuestros bienes audiovisuales es todavía una deuda de las políticas culturales llevadas adelante por los distintos gobiernos.

En función de estas medidas la comunidad audiovisual convoca a una nueva movilización y asamblea en las puertas del INCAA (Lima 319) mañana a las 18:00hs.

Catriel Mirabelli firma

3 comentarios en “CRISIS EN EL INCAA: TERCERA PARTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s