Entrevista Fernando Cricenti: “Tenía que hacer una película con muy poco dinero, pero las limitaciones fueron virtuosas”

“Veredas” irrumpe como un poco de aire fresco para un género, el de la comedia romántica, que no abunda en el cine argentino. Le realizamos una breve entrevista a Fernando Cricenti, su director y esto fue lo que nos dijo.

¿Cómo surge la idea de éste film? 

Tenía muchas ganas de hacer una comedia simple y entretenida, en línea con las viejas comedias de Hawks, Sturges, Lubitsch, Leisen, Cukor, etc. Pero adaptada a este tiempo y lugar.

decla 1.png

Apostas a actores y actrices que no son los que solemos ver en la pantalla de TV ¿Por qué? ¿Se dio así o es una decisión consciente de la producción?

Buscamos a los que creíamos que iban bien para los personajes.  Como no me gustan los castings (y nunca los haría), vi muchísimas horas de material, de diversos orígenes, incluso, programas de televisión. Primero elegimos a Ezequiel,  y después a Paula. En ambos casos, fueron nuestras primeras opciones. Y me interesaba poder trabajar con ellos bastante antes del rodaje, ensayando, probando, para mejorar el guión. Cosa que pudimos hacer, gracias a que tuvieron la mejor predisposición.

En una de las reseñas del BAFICI a donde participo la película se te compara con Bogdanovich… ¿Vos como sentiste esa comparación?

Primero me sentí sorprendido, porque nunca me gustaron las películas de Bogdanovich. Salvo, los documentales que hizo sobre John Ford y Howard Hawks, y también “Luna de Papel”, que no tienen nada que ver con Veredas. Después, me di cuenta, que la conexión tenía mucho sentido, al menos con la película que se nombraba (“They all laughed”). Más que nada porque, en ambos casos, están influidas por las screwball comedies de las décadas del 30 y 40, y adaptadas a otro contexto, contemporáneo.  Y como las screwball están llenas de situaciones recurrentes, no es difícil tener elementos en común.

¿Qué panorama de la ciudad y perspectiva del amor te interesa plantear? ¿Por qué decla 2.pngelegiste cruzar a la ciudad de Buenos Aires con el amor?

En primera instancia, quería hacer una screwball comedy, y lo romántico es intrínseco a este género. En segundo lugar, surgieron los espacios donde me gustaría filmar (en paralelo a algunas situaciones que se me iban ocurriendo).  Sabía que tenía que hacer una película con muy poco dinero, pequeña, pero que esas limitaciones podían ser virtuosas. Por eso busqué generar situaciones en la calle, en el zoo, en el rosedal, en el subte, etc, etc. Muchas locaciones en exteriores son muy transitadas, y para una película más grande son una complicación, pero en nuestro caso,  no lo eran.

¿En qué barrios de la ciudad grabaste y por qué?

Se filmó en la zona de Palermo, salvo en contadas excepciones. Me interesaba encontrar locaciones que tuvieran su particularidad. Y en este sentido, el zoológico sobresalía por sobre el resto. Me gustaba fundamentalmente por sus construcciones más antiguas. Y como la historia transcurría en una zona acotada, esto nos llevó a Palermo, donde además, había un montón de otros espacios que le venían muy bien a la película.

Para mas info de la peli, ingresa en la pagina de la productora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s