Qué pasa con The end of the F***ing world

Dos discapacitados emocionales en plena adolescencia deciden abandonar el nido y partir a la aventura de la libertad, pero el camino más largo es el que va por dentro.

The end of the f***ing world es una miniserie británica del Canal 4 (canal donde comenzó Black Mirror) disponible en Netflix basada en el cómic homónimo de Charles Forsman. La historia nos sitúa al sur de Inglaterra, una ciudad enfrascada en su rutina y dos adolescentes que se acercan al alejarse del resto del mundo, James y Alyssa escapan de  aquello que tiene en común: padres insoportables y su disfunción social. Claro que en el camino se encuentran con personajes más detestables que ellos, incluso quienes parecían cools y despreocupados terminan por ser una decepción completa, es que los adultos no necesariamente han madurado.

LEE TAMBIÉN 1:Netflix aumentará su cuota debido a la reforma tributaria

LEE TAMBIÉN 2:Se estrenó la película independiente de Harry Potter

Lo primero bueno que tiene la serie es que es concreta, no hay historias de más, no sobra ningún personaje, no queda mucho sin responder. Tan solo ocho capítulos de menos de 20 minutos en donde vemos el (pequeño) salto madurativo de estos niños atormentados por sus padres quienes cuidándose el uno al otro terminan por comprender, quizás, que sus padres no eran tan malos después de todo. Y un poco quizás tenga que ver con la idea que tenemos sobre la adolescencia, esa sensación respecto a esa etapa de la vida suele coincidir en nuestras mentes: “Qué rápido que pasó” y “Qué feliz que era y no me daba cuenta”.

Resultado de imagen para The End of the F***ing World

James y Alyssa escapan de  aquello que tiene en común: padres insoportables y su disfunción social

Además de la corta duración, la velocidad de la serie no da mucho respiro, la serie nos monta en la ruta con los protagonistas que, a los empujones, van descubriendo que ese mundo exterior de libertad que anhelaban también es una mierda. Atrás quedan los intentos de asesinato que James planea y las sesiones de sexo que Alyssa no termina de concretar. Abusadores, asesinos y dealers se cruzan en su camino para dar un cocktail de marginalidad a la cuestión (algo tranqui, marginalidad nivel Reino Unido).

El contra punto lo sostienen, además de los padres de las criaturas, la pareja de policías lesbianas que los persiguen por el asesinato de un muchacho bastante creapy (¿Qué se merece lo que le pasa?). La tensión de las jerarquías propia de las fuerzas de seguridad sumada a la tensión sexual luego de una noche de la que no pueden volver a hablar le da una cuota de humor al rol de detectives serias que ambas se esfuerzan por llevar adelante. A medida que vayan conociendo a los padres de los protagonistas, cada una de ellas irá tomando un partido distinto: la comprensiva con los daddys issues y la que les quiere aplicar la ley.

Resultado de imagen para The End of the F***ing World

Cuando el desenlace se acerca, la serie va aflojando con el humor y comienzan a aflorar el drama dejándose percibir en el aire de cada escena. La desilusión por el padre de Alyssa, la recompensa por atraparlos que lanza la policía y el sedimento interior de las experiencias adquiridas durante el trip cambian el semblante de los jóvenes hacia una maduración que no era seguro lo que esperaban, eso mismo que nos pasa cuando superamos la adolescencia y nos volvemos adultos.

La serie funciona, tiene mucho impacto, electricidad y personajes bien logrados, salvo por los protagonistas que aparecen salidos de otro lugar, el elenco arrima los lugares comunes desde la perspectiva adolescente. Cuando te querés dar cuenta ya está terminando y ya te encariñaste con estos dos pelandrunes que terminan por ser adorables.

Finalmente el desenlace se da de una manera muy romántica, con ambos enamorados del otro y la policía pisándoles los talones. El día de su cumpleaños número 18 James por fin comprende lo que las personas significan para él, ¿vivirá para cambiar su mundo?

Matias Zanetti firma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s