Cine argentino y el mundo: hay que seguir mejorando (Parte dos)

Los datos del balance del cine nacional en 2017 relevados por el INCAA nos mostraron, en un primer acercamiento cómo la asiduidad del público en las salas se viene achicando en los últimos años y como eso pega directamente en la concurrencia a la producción argentina. Si bien el consumo de cine nacional viene en baja, las producciones vernáculas van en aumento con cifras de estreno que se agrandan año a año.

LEÉ TAMBIÉN I: INVISIBLE: Un caso de ficción de algo muy real

LEÉ TAMBIÉN II: 5 Propuestas para una gran industria: BOTON CINEAR

En resumidas cuentas, películas argentinas hay, y cada vez más, pero el público pareciera ir perdiendo el interés por las historias nacionales o quizás prefiere algún tanque de Hollywood antes de algo local, ambos son supuestos en los que no se puede caer sobre el espectador, en un contexto de crisis económica donde por lo general el primer recorte que realizan los consumidores es sobre actividades de esparcimiento como el cine.

NOTI NUMEROS CINE ARGENTINA argentina y otros paises

En un segundo acercamiento nos interesa resaltar la comparación internacional que se muestra en el informe porque puede contextualizar las cifras de una industria argentina fuerte en la región, pero que aún dista de los centros de producción audiovisual. Los países elegidos parecen pertinentes en función de producciones, población e historia en lo audiovisual, tanto en comparación regional (Chile, Colombia y Brasil), como en un plano más amplio (España, Italia, Francia y México)

NOTI NUMEROS CINE ARGENTINA argentina y otros paises 2

El primer cuadro nos muestra en llano la concurrencia al cine donde Argentina tiene las de perder con un promedio de 1,12 entradas por habitante, superando solamente a Brasil (curioso dado que su población quintuplica la nuestra), quedando detrás de Chile, Colombia e Italia, y muy por debajo de los promedios españoles, franceses y mexicanos. SI quisiéramos simplificar, a nivel poblacional los más parecidos a nosotros son Colombia y España, con la primera no hay mucha distancia, pero sí con la segunda.

NOTI NUMEROS CINE ARGENTINA argentina y otros paises 3

El segundo cuadro nos da un panorama más alentador con respecto al consumo de nuestro cine, recordemos que la participación del público en películas nacionales es del 13,16%, cifra que supera a las del resto de países salvo España, Franca e Italia. Sin embargo, quedar detrás de estos tres gigantes europeos es algo lógico dado el volumen de producciones que estrenan anualmente y, si bien es entrar en terreno pantanoso, la “fidelización” que el público de esas naciones posee, sobre todo Francia y su tradición en el séptimo arte que lo consolidan como el gigante de Europa e inspiración de la Argentina. Nótese los promedios de Chile (alarmante), Colombia y México, quienes poseen más espectadores “brutos” pero muy pocos “netos” que consuman su propio cine en comparación al público argentino.

Para cerrar, mostramos un cuadro que mide solamente el impacto del cine argentino en el resto de los países, para aquellos que piensen quizás que el cine nacional no se ve en ningún lado o que nuestras películas son un despropósito de gasto por parte del Estado. Antes que nada, vale aclarar que en todos los países observados el top ten taquillero está casi copado por completo por producciones estadounidenses: Chile, Colombia y México 10/10; Brasil y España 9/10; Francia e Italia 7/10.

 

Resultado de imagen para MAMA SE FUE DE VIAJE

“Mama se fue de viaje” fue la película más vista del cine argentino durante el 2017

Ahora bien, tenemos un buen consumo de películas argentinas en países como España y Francia, lo cual es un dato más que positivo si tenemos en cuenta el peso de estos países en materia audiovisual, lo que mencionábamos de la fidelización de las audiencias y si tenemos en cuenta que la Argentina no es un país del primer mundo, ni siquiera del segundo a nivel productivo. En los otros dos países predominantes históricamente de la región como lo son México y Brasil, el consumo de nuestro cine nos devuelve cifran alentadoras.

Podemos concluir con la idea de que nuestro cine es consumido en el plano internacional, que si bien muchas películas sean co-producciones con varios países de la muestra (fundamentalmente España, pero también Francia). Quizás la expectativa por el cine argentino es más alta en países lejanos que dentro de nuestras propias fronteras, pero todo dato suma a la idea de seguir construyendo una industria competitiva y genuina en donde cada producción potencie a la que le sigue.

Matias Zanetti firma

3 comentarios en “Cine argentino y el mundo: hay que seguir mejorando (Parte dos)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s