Nace una estrella: Bradley Cooper y Lady Gaga sorprenden

Empezamos la contienda de las futuras nominaciones a los premios Oscar. En esta ocasión nos llega una propuesta que, para sorpresa de muchos, se trata de un remake estrenada en 1937, cuyas reinvenciones llegaron en 1954 y 1976, este año tenemos su tercera versión. Inexplicablemente, la nueva versión nos viene a confirmar que no todos los refritos llegan a ser olvidados y que pueden superar a las anteriores. Este es el caso de esta versión, que nos cuenta la historia de un acabado y adicto cantante de música country, Jackson Maine (Bradley Cooper), que en medio de un panorama deprimente y desolado, llega a conocer a Ally (Lady Gaga), una aspirante a cantante con un extraordinario talento. Esto llevará a Jackson a una poderosa relación con la que aprovechará el talento de Ally para que todo el mundo conozca lo talentosa que es… aunque todo tiene un precio.

LEÉ TAMBIÉN I: Nuevos avances “cliperos” de “Solo El amor”

LEÉ TAMBIÉN II:“Milla 22”: acción, volteretas y una cuota de humor

La película tiene todo para ser una de las mejores de este año, incluso ser de las más populares entre el público, debido a que conocemos todos los panoramas que conllevan el ser famoso. Porque, a veces, la fama tiene un costo personal, incluso emocional para el que lo deseé: podrás disfrutar el ser reconocido, el nunca ser olvidado, pero cambiará de manera colosal tu entorno y tu relación con las personas más cercanas. Esa es la parte que carga el papel interpretado maravillosamente por Bradley Cooper, quien vuelve a consolidarse como uno de los mejores actores de la actualidad, quien debuta como director y colabora como escritor también. Se nota el verdadero compromiso de Cooper por entregar una buena historia, cuida cada aspecto técnico y actoral de su equipo, para entregarnos un filme extremadamente sólido en emoción, con aquel mensaje profundo sobre el costo de la fama. Desde aquí les digo, que Bradley Cooper llegará a ser nominado al Oscar tanto en actuación, como en dirección.

Resultado de imagen para nace una estrella bradley cooper

Pero Cooper no está solo, le acompaña una de las interpretaciones más sorpresivas en todo el año: Lady Gaga. Su rol como Ally está estupendamente bien llevado, sin caer en las extravagancias que eran tan notorias en la carrera de la artista. Sobre todo, porque aquí vemos a Ally, no a Lady Gaga intentar ser Ally. Es un trabajo magnífico el comprometerse para otorgar una actuación creíble y que, dicho sea de paso, aproveche el talento vocal con la que todo el mundo identifica, algo que los fanáticos de la estrella pop van a disfrutar mucho. Agregamos también la poderosa interpretación de Sam Elliot, que se roba cada escena en la que aparece, incluso cuando comparte cámara con Cooper, dando una dinámica entre el elenco, así como la relación entre nuestra pareja protagónica es bastante envidiable. Los que nos lleva al siguiente punto positivo: las canciones. Si bien el género del country no es del todo identificable, las canciones aquí son geniales destacando I´ll Never Love Again, interpretado por los protagonistas. También es digno destacar la fotografía de Matthew Libatique (quien viene de trabajar en Venom) entregando tomas dignas de verse en la gran pantalla, a la hora de momentos lentos o cuando tocan las canciones, es simplemente genial.

Pero no todo es perfección, el mayor problema de la película (y el único) viene por parte de la edición. Cuando un autor crea su primer película, canción, libro o pintura, es normal que la llamemos como “mi primer hijo”. Siendo así, no queremos moverle a nada, no queremos que nada se quede fuera y que así como se hizo, se muestre como una gran creación. Este es el caso de Bradley Cooper con esta película. El problema con la edición es que meten mucho en la película, varios momentos que no eran del todo necesarios o que pudieron ser simplificadas con una mejor edición, a costo de la excesiva duración de más de dos horas del filme, donde no hay una noción del tiempo en el proceso de la fama de Ally, no sabemos que tanto tiempo está pasando en la película para entender la magnitud de cómo arrasa nuestra pareja en la música. Se nota que Cooper quería poner absolutamente todo en la película, cosa que no es tan bueno si quieres una obra maestra. A veces es necesario sacrificar cosas para el bien de tu obra, por más que te guste.

A Star is Born es una película fuerte para esta temporada de premios, está excelentemente actuada, impecablemente dirigida y con un score musical digno de convertirse en el favorito de muchos en la actualidad. Entrega sorpresas de cualquier tipo, la impecable actuación de Lady Gaga, el enorme talento que tiene Cooper para dirigir y cantar, además de una cinematografía hermosa, para verse una gran pantalla. Sería atrevido llamarla “la La La Land  del 2018″ pero está a nada de serlo, pues no se trata de una ofensa. Es increíble que un remake, siendo ésta la tercera versión, llegue a causar tanto impacto, mucho más que las versiones anteriores. He de admitir que ese reconocimiento está bien merecido.

Para mas notas sobre David pueden ingresar aquí

firma David Cavazos

 

Un comentario en “Nace una estrella: Bradley Cooper y Lady Gaga sorprenden

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s