El Incaa está dejando de inspeccionar los cines del interior

A través de una nota en Página 12, Diego Rodriguez, inspector del INCAA, denuncia que fue cesado de sus actividades en el Instituto sin razón aparente y, que detrás de esto, se esconde la desregulación sobre las salas del interior del país.

LEÉ TAMBIÉN I: Gestion INCAA 2018: pocas luces y muchas sombras (ASPECTOS NEGATIVOS)

LEÉ TAMBIÉN II: GESTION INCAA 2018: POCAS LUCES Y MUCHAS SOMBRAS (ASPECTOS POSITIVOS)

¿Cuál es la tarea de un inspector? Según lo que cuenta Rodriguez a Página 12, su labor consiste (junto con otros 24 inspectores que componen la Coordinación de Inspección) en recorrer los cines de todo el país para asegurarse una competencia leal entre el cine nacional y el extranjero. Esto tiene que ver con la cantidad de salas por pelicula, la cantidad de banners y publicidad que se le hacen a las distintias cintas, los trailers en la previa de las películas y la rendición de entradas al Instituto.

Según el propio inspector, los peligros del cese de estas actividades tienen que ver con lo que pueden padecer los films nacionales ante las super producciones internacionales “las distribuidoras más grandes, que son las major americanas, tienden a imponer su poder. Esto quiere decir que cuantas más salas consigan, mejor. Cuantos más minutos para sus trailers, mejor. Cuantos más banners, lo mismo. Entonces de repente en un complejo hay diez banners de películas estadounidenses, y ninguno de las películas argentinas. Hay una presión por la manera en que la torta se reparte“.

Al parecer, un cambio en las autoridades del área de inspección fue lo que llevó a este escenario, “Hasta hace seis meses hubo una Subgerenta de Fiscalización, que se llama Natalia Sánchez Gelós y que estaba desde tiempos de Liliana Mazure. Hasta que se cansó y pidió retiro voluntario. Trajeron dos funcionarios del Incaa y una persona que viene de la Secretaría de Ambiente, que es la actual Subgerenta de Fiscalización, Griselda Maidana. Y como Coordinador de Inspección, un abogado que se llama Sergio Suárez“.

Desde aquí esperamos que la situación se revierta y no se deje a las cintas nacionales a la intemperie de las imposiciones a las que las majors tratan someter, sobre todo, a las salas del interior. Creemos que la desregulación no es la manera de hacer crecer nuestro cine -más bien al contrario- y esperamos que este escenario no conlleve a volver a utilizar los números que nadie está controlando para imponer en la opinión pública -desde algún programa de TV- que el cine argentino da pérdida y no es necesario encargarse de él.

Matias Zanetti firma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s