“La misma sangre”: dos posibilidades diferentes ante un mismo hecho

Miguel Cohan presenta hoy “La misma sangre” su tercer película luego de “Sin Retorno” (2010) y “Betibú” (2014). El film está protagonizado por Oscar Martinez, Dolores Fonzi y Diego Velázquez y es una una producción de Cimarrón, Patagonik y Wildhorse Studios, en asociación con Netflix / DirecTV, en coproducción con Rizoma Producciones (Chile).

LEÉ TAMBIÉN I: Reseña de “Recetas para Microondas”

LEÉ TAMBIÉN II: “Aterrados” llega a Netflix

Un punto interesante de ésta producción fue que lanzó dos teasers realizados desde el punto de vista de dos de sus protagonistas. La estrategia fue similar a la utilizada por la producción de “Mi mejor amigo”; aunque en este caso se muestran las subjetividades de dos personajes, lo que abre dos posibilidades diferentes ante un mismo hecho.

Resultado de imagen para la misma sangre pelicula

La cinta narra la muerte de Adriana (Paulina García), la esposa de Elías (Oscar Martínez) y madre de Carla (Dolores Fonzi), desde diferentes puntos de vista. El supuesto “accidente” dispara varios interrogantes que llevan al marido de Carla, Santiago (Diego Velázquez), a investigar sobre la coartada de Elías, lo que termia generando un conflicto entre ellos. Después del shock que le produce darse cuenta que quizás sus padres no llevaban la vida que ella creían, Carla también se vuelca a inquirir sobre el supuesto accidente y a través de distintos matices nos es mostrada la deconstrucción de la fachada del matrimonio, en la que parece no quedar más que rencor.

El importante elenco la da dinamismo a la historia, aunque por momentos la misma se estanca. Martínez tiene una actuación fantástica con un arco de personaje muy bien logrado. Una de las escenas memorables del film es la pelea de Elías en el SENASA, donde se vislumbra un atisbo (u “homenaje”) a Bombita de “Relatos Salvajes”.

El film tiene potencial para ser un buen thriller pero termina desperdiciando oportunidades y no termina de enganchar al espectador con su conflicto principal. Comienza como aceptable con buenas actuaciones pero va perdiendo fuerza con el correr de los minutos, ya que vuelve a contar lo mismo desde otra óptica. La historia es sencilla pero podría haber llegado a más: Cohan tiene un drama familiar mezclado con un policial sin policías, que de a ratos pierde credibilidad.

Gimena Meilinger Firma

Un comentario en ““La misma sangre”: dos posibilidades diferentes ante un mismo hecho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s