Filmame esto, Néstor: “La gente quiso un cambio”, de Juan Dominguez.

En clave de investigación y a tono con los tiempos que corren, en los cuales los documentales han ganado terreno en las plataformas de contenidos, se estrenó La gente quiso un cambio”de Juan Dominguez. El film es la tesis de grado de su director, correspondiente a la licenciatura de cine documental de la UNSAM (Universidad de San Martín) que dirige Tristán Bauer y cuenta con los testimonios de Nora Merlín (psicoanalista), Claudio Scaletta (Economista), Luis Alberto Quevedo (Sociólogo), Gustavo Varela (Filósofo), Ezequiel Adamovsky (Historiador), Alejandro Grimson (Antropólogo) y Jorge Alemán (Psicoanalista).

La pregunta rectora: ¿qué fue lo que llevó a una mayoría (en este caso la mitad más uno) a votar en contra de un gobierno progresista que le había permitido el ascenso de clase a muchxs de esxs mismxs votantes? Entre los ejes de análisis que despliega Dominguez cabe destacar el rol de los medios de comunicación que actuaron colonizando la subjetividad de lxs votantes, como sostiene la entrevistada Nora Merlín, psicoanalista, docente e investigadora de la UBA. Fue a través de la televisión y de las redes sociales y gracias al eficiente trabajo de operadores político-mediáticos que la idea de una “nueva libertad” enmascaró al neoliberalismo y le abrió la puerta bajo las reglas democráticas para estrujar a lxs trabajadores argentinxs y dar rienda suelta a la bicicleta financiera.

la gente quiso un cambio

Esta fantasía delirante de libertad logra sostenerse temporalmente por medio de relatos ficcionales en una mayoría que, como vemos en la colección de archivo que presenta Dominguez, corresponde a una franja etaria que, afortunadamente, excluye a lxs jóvenes. Y este no es un dato menor: los registros documentados de las plazas del odio dan cuenta de ello. En generaciones diezmadas por la última dictadura cívico militar persiste la idea de que la política es un terreno absolutamente contaminado y que sería mejor que del Estado se ocupase alguien “de afuera”, alguien “no corrupto”.

Sin demasiada intención de spoilear, a pesar de que todxs conocemos la historia, el documental se permite una reflexión crítica sobre aspectos comunicacionales del kirchnerismo sobre los que hoy se hace foco en esta época de posverdad en la que el marketing triunfó sobre la política y permitió, entre otros eventos desafortunados, la presidencia de Macri en el 2015.

Y habiéndonos referido a la posverdad, cabría preguntarse si cada vez son más los frentes que debe cubrir la corriente política progresista y emancipadora latinoamericana, porque no es una novedad que la Verdad es una centella que brota del choque de dos espadas.

Firma de JULIAN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s