“Porno para principiantes”: llegar al objetivo

SINOPSIS

Montevideo 1985. Víctor es un aficionado al cine que está vendiendo su cámara para poder casarse, cuando un mafioso local lo fuerza a dirigir una versión porno de “La Novia de Frankenstein”. Su amigo Aníbal, un empleado de videoclub obsesionado con la pornografía lo acompañará en la misión. Todo se complica cuando Víctor se enamora de su protagonista, Ashley Cummings, una estrella del porno internacional.

Carlos Ameglio es el director de ésta película que seguramente generará sentimientos encontrados. A los veintiún años fundó su primera productora; en 2015 dirigió la miniserie “Psiconautas” para TBS/Turner, y éste año estrenó “Porno para principiantes”.

El film es una muestra que queda a mitad de camino entra la comedia y una película medio torpe de aventuras que rememora algunos de los momentos de las películas de Bud Spencer y Terrence Hill. Todo lo que en “Zack Y Miri hacen una porno” estaba bien, en esta cinta se mueve de forma menos lógica y, si bien los personajes generan empatía, van perdiendo la simpatía inicial y acompañan con su caída, la de la historia.

Es una comedia simple en términos de su construcción, muy poco prometedora, pero puede verse y no está mal en líneas generales. En términos del resultado efectivo en lo que tiene que ver con la comedia, hace agua.

Pierde así fuerza un buen actor de comedia como es Piroyanski, cuya presencia se diluye y es entonces, menos efectiva en el resultado global. Nicolás Furtado logra acercarse a una caricatura más o menos divertida, pero a veces parece un poco exagerado; si el tono era el buscado para su personaje, tal vez un poco de suavidad a su definición podría haberle venido bien. Los secundarios (Carolina Mânica como Ashley, Daniel Aráoz como Boris, Roberto Suárez como Padre Simón, Nuria Fló como Leticia y Karina Hernández como Rosa) acompañan las sacudidas de ésta nave que se enfrenta a un oleaje que la complica y dentro de lo que puede verse en pantalla, resulta algo más o menos soportable.

La intención se recibe y para lo que se pretende como resultado global, llega al objetivo, más allá de no ser una opción para público fuera de un nicho cuasi adolescente muy específico.

Puntaje: 6/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s