20 años del BARS: los clásicos nacionales presentes

Por supuesto que el festival ha sido en más de una oportunidad excusa para reponer grandes películas nacionales y repasaremos algunas de ellas.

“Nazareno Cruz y el lobo” (Leonardo Favio, 1975) es una de las producciones locales más ancladas tanto en el género fantástico como en la identidad nacional y tuvo su reposición en el año 2005. Con Alfredo Alcón haciendo del mismísimo diablo y una historia sobre nuestro mito del lobizón, desarrollada en las Pampas, es un clásico inoxidable. Ese mismo año en que pudimos ver Sucedió en el internado (1985), del tan prolífico como polémico Emilio Vieyra, nomenclada por algún periodista como “algo así una Jacinta Pichimahuida erótica”.  La venganza del sexo, del mismo director, se incluyó en el catpalogo y fue un poco el eje temático de la edición 2016, a 50 años de su estreno.

LEÉ TAMBIÉN: 20 años del BARS: las directoras crecen

LEÉ TAMBIÉN: 20 años del BARS: la primera película fantástica del país

Carlos Gallettini tuvo pantalla en más de una oportunidad, con cintas de corte bizarro como “La aventura de los paraguas asesinos” (1975) o “Charly días de sangre” (1991), ese clásico producido para televisión que se vanagloria de ser la única ficción donde muere Adrian Suar.

LEÉ TAMBIÉN: 20 años del BARS: El fenómeno Gorevisión

LEÉ TAMBIÉN: 20 años del Bars: “Plaga Zombie”, el comienzo

“Che, OVNI” (1968), una rareza dirigida por Anibal Uset donde un cantante de tangos es perseguido por un grupo de mujeres alienígenas que quieren procrear con él para tener descendencia “mas vaga” porque su especie es adicta al trabajo estuvo en el BARS VII, y en la edición siguiente pudimos ver la increíble Alguien te está mirando (Gustavo Cova, Horacio Maldonado, 1988), única película nacional de terror con estreno comercial en sala en 20 años y realizada como trabajo de tesis para la Universidad Nacional de Avellaneda. De Maldonado, en la edición 2013 y de la mano de la gente de Raro VHS se repuso Miedo satánico (1992), pensada originalmente como el piloto para una serie de TV, pero finalmente lanzada como película en VHS por la editora “Buena Onda”.

La edición de 2006 puso en pantalla a una de las más grandes adaptaciones del cómic local a la pantalla: “Las puertitas del Sr. López” (Alberto Fischerman, 1988) película protagonizada por Lorenzo Quinteros y Katja Alemann, impensable hoy día en cuestiones de género, en la cual un contador oprimido por su exigente esposa se escapa a realidades paralelas a través de sus “puertitas”.

Párrafo aparte merece “El inquisidor”, de Bernardo Lima, coproducción entre Argentina y Perú, que data de 1974. La película fue catalogada como “maldita”: por una serie de motivos que amamos mencionar. La historia trata de una serie de asesinatos a mujeres en Lima, Perú.  La policía investiga y resulta que el Club Tibb, una secta, parece estar detrás de los crímenes, que pretenden justificar como caza de brujas. Se grabó en 1974, pero se estrenó por censuras con copias cortadas y poca difusión.

En las ediciones más recientes del festival se optó por darle pantalla a películas que estuvieron el mismo año en salas comerciales: “El eslabón podrido” (Javier Diment, 2017),  “Piedra, Papel y Tijera” (Lenzi y Blousson, 2019), o “Bruja” (Paez Cubells, 2019).

Firma Ayelen Turzi

2 comentarios en “20 años del BARS: los clásicos nacionales presentes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s