Crítica – “Azul el mar”: El mar no tiene color

La película de la cordobesa Sabrina Moreno, presentada en el ciclo Panorama Cine Argentino del 34º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, se puede ver gratis en Cine.Ar Play hasta éste viernes, 10/07. Luego, estará disponible en la sala de Cine Virtual de la Asociación de Directorxs de Cine PCI, Puente de Cine.

LEE TAMBIÉN: El Buenos Aires Rojo Sangre llegó a Cont.Ar: películas recomendadas

LEE TAMBIÉN: ¿QUÉ ONDA ESA PELI?: “El amor menos pensado”

“Azul el mar”, es el debut de la directora en el largometraje. Aborda la historia de una una mujer que se siente sola aun acompañada de su familia, y que necesita un cambio. El film toca temas como la familia, el amor, el desencuentro, la vida, y la muerte. Todo en poco más de una hora. Las vacaciones suelen ser un placer, salvo que tu vida sea una desdicha antes de partir, lo cual puede ir detrimento de la playa y los alfajores marplatenses.

Es verano en los´90s. Una familia llega a Mar del Plata para pasar sus vacaciones. Lola (Umbra Colombo) es una esposa y madre de cuatro chicos, pero antes es una mujer y trabajadora de la salud, que pretende trabajar más horas, a lo que su marido Ricardo (Beto Bernuez) se niega. Esto es apenas una muestra del progresivo desmoronamiento en las ganas de vivir de Lola. Todo es un rejunte, de los buenos, de metamensajes y simbolismos, que refieren a la desolación de esta mujer perdida. La insatisfacción en la pareja se siente cual ola que golpea en la escollera y, caminando por la rambla, se siente como un recreo antes de la despedida. Las imágenes poéticas del mar y el cielo sostienen el pesar que siente su protagonista, Lola, que bien sabe que, a veces, no alcanza el amor. Cual crónica de una muerte anunciada, Lola siente en esas vacaciones, el fin de una era.

Basándose en recuerdos personales de la directora, la película insinúa más que lo que muestra. Entre arena y mar, el malestar de la madre de familia es evidente, y el espectador sufre con ella. Su mente se encuentra disociada de su cuerpo en la playa, se ven recuerdos e idilios de lo que fue y ya no es, o de lo que nunca será. Aunque hay momentos forzados en el guion (como una muerte que no se entiende), situaciones que se tornan repetitivas, así sea solo el plano lento del mar. 

VISIONAR, UNA PLATAFORMA DE CINE Y SERIES ARGENTINAS GRATUITAS 

Dicen que la procesión va por dentro, y “Azul el mar” es ejemplo de eso. La crisis en la que se encuentra la protagonista sale a flote en contadas ocasiones. En el resto del metraje, se nota que hay algo incómodo pero Lola disimula. El mensaje es bueno, el de la bomba de tiempo humana que es esa mujer infeliz, el de los roles en la familia, el de la crisis existencial, aunque se nota encriptado y eso provoca que uno no empatice con sus personajes. Muchas vueltas que no llevan a nada y cierta complejidad psicológica que no se llega a comprender bien, es quizás lo que confunde al espectador que teme ahogarse en el mar.

Puntaje: 6/10

Gimena Meilinger Firma

SEGUÍ LEYENDO NOTICIAS DE CINE Y SERIES ARGENTINAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s