Crítica – “Pienso en el final”: El tiempo debe detenerse

“Chi-lu le pregunta a Confucio: ‘¿Puedo preguntar sobre la muerte?’, y éste le responde: ‘Tú no comprendes ni siquiera la vida. ¿Cómo vas a comprender la muerte?’” Confucio (551-479 a.C.) citado en Simon Critchley, “El libro de los filósofos muertos”.

Muy probablemente a Aldous Huxley, autor del libro que da título al comentario respecto de “Pienso en el final”, le gustaría esta película, y hasta la vería más de una vez. ¿Acaso el miedo a ya no estar, a la muerte, a la idea definitiva de la no existencia, no es común a todos? Y es un tema que, en clave filosófica, toca la nueva película de Charlie Kaufman, quien hace una magia increíble con las más oscuras sombras del ser humano, y poesía con las más sorpresivas y fluctuantes cadenas de pensamientos oníricos.

LEE TAMBIÉN: “Giro de Ases”: fecha de estreno y trailer

LEE TAMBIÉN: Entrevista a Matias Mazzagatti, el creador del anime político argentino

Kaufman juega, casi imperceptiblemente, con las idas y vueltas del tiempo y la imaginación, a la vez que establece puntos de conexión con filmes de horror. Supongo que el horror nos invade ante las cuestiones más crueles de la vida hoy e intelectualizar es una especie de autodefensa. Las dos herramientas para defenderse emocionalmente del pánico a la existencia y a dejar de ser son, o la negación, practicada por una parte importante de una población obnubilada por el consumo y la estupidez, o la utilización del pensamiento para la revisión de las cuestiones de la vida, y la emoción a partir del uso del conocimiento. Conocimiento que muchas veces es atacado si abre el cuestionamiento de las cosas.

El ser humano crea la esperanza para poder seguir haciendo rodar la rueda de su vida. ¿Quién podría, de otro modo, sostener la idea de estar vivo cada día sabiendo que lo que viene al final, irremediablemente, es la muerte? Solamente creando una fuerte excusa para ello. Hay miles, no todas demasiado edificantes aunque sí aceptadas popularmente por imposición para controlar. Nada mejor que un individuo semi consciente de la realidad que lo rodea y la suya propia, con miles de miedos, a quien es posible manejar con un par de sencillas maniobras.  En cada hendidura de la construcción emocional del tiempo la película hace pie y remarca las emociones de los personajes, que fantasean, temen y construyen finales posibles en una montaña rusa sentimental, dialéctica, poética, plena de recuerdos, de cosas que no han pasado y la sensación de sucesos inconexos que pueden suceder o no. El frío que rodea todo es a la vez la frialdad de los personajes. Su modo de defenderse del dolor. 

El contenedor lleno de desechos de vasos, de brrrss que te hielan la sangre, pueden ser producto de un fanático histérico violento asesino o… de nuestro propio ser que se ocupa de matar en nosotros el deseo de crecer mientras se deja arrastrar por la imposición. Hoy podés ser un poquito más, pero cualquier cosa fuera del límite será mala palabra; así que no lo intentes. La cerca tiene el límite muy claro. No te salgas de ella, si sabés lo que te conviene. ¿Qué es posible decir del elenco, salvo que es maravilloso? Piezas hermosas de un puzzle que se modifica con la inclusión de cada pieza. La interpretación de Jessie Buckley es sencillamente magnífica, y es apuntalada perfectamente por Jesse Plemons. En el otro rincón, y para la consideración del observador, Toni Collete y David Thewlis como los padres de Jake hacen un jugoso contrapunto, con Collete al nivel al que nos tiene acostumbrados. 

SEGUÍ LEYENDO NOTICIAS DE CINE Y SERIES ARGENTINAS

Los diversos fragmentos incluyen elementos que pueden parecer clichés incómodos de ver, pero en realidad revelan lo ridículo de algunas cuestiones de la vida. La recreación de escenas de ballet. Un maquillaje tosco adrede es muestra cabal de lo torpe, y a la vez brutal, de esconder lo burdo de la apariencia (en una eterna espera vacía) como idea sublime de lo que somos. Acéptenlo, aunque duela: no somos más que cerdos con potenciales gusanos que nos van a comer por dentro. Es incómodo, lo sé. Pero acá estamos, cada uno de nosotros tratando de construir un sentido y sostener nuestra existencia con alguna excusa, incluso la de no morir para ver qué pasa luego, día tras día. Eso me recuerda a un personaje de “El fin de la eternidad“, una de mis novelas favoritas y que menciono de tanto en tanto. El joven novato Latourette, despojado para siempre de la pertenencia a su siglo original, descubre que nunca más verá a su familia e intenta suicidarse sin éxito. Ya no será un engranaje tan útil para la Eternidad, pero servirá para las áreas técnicas y de mantenimiento. Si no encontramos lo nuestro, quienes dirigen se ocuparán de ello mientras esperamos morir

VISIONAR, UNA PLATAFORMA DE CINE Y SERIES ARGENTINAS GRATUITAS 

Hay un discurso político ahí. Pero bueno, se desarma cualquier charla cuando se menciona la palabra político. Para el que no gusta de la teórica implicancia de la acción irremediable de la opinión y su fuerza, lo político es malo, y para el que manipula ese discurso las cuestiones sociales son políticas hasta que resulten en una falla en la Matrix.  Recuerden esto cuando vean las escenas en que el perro aparece. ¿Puede haber poética en la dimensión política? ¿Puede haber arte, música y emocionalidad en el cuestionamiento de la organización de lo que nos toca vivir en el engranaje social, mientras tratamos de no dejar de ser, en nuestro rol de individuos, con nuestros propios deseos, enojos, miedos, lujuria, pasión, equivocaciones?

En el resto del desarrollo, también cuando se propone ser kitsch, el film tiene una fotografía cuidada y un uso de la dimensión del color que toca y enmarca a las situaciones y a los personajes en ellas de una manera tan natural que los transforma dentro de su propio universo. Un universo en el que, como uno de los personajes dice, el tiempo nos atraviesa, nosotros no atravesamos el tiempo.

Puntaje: 10/10 (En cualquier línea temporal o realidad posible.)

sumate 2

Una respuesta para “Crítica – “Pienso en el final”: El tiempo debe detenerse”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s