Pandemia y reclusión – Cuando lo otro interesa: “Alien” de Ridley Scott

Durante estos meses de aislamiento hemos incorporado severas medidas de cuidado que deberemos sostener hasta que aparezca una vacuna, y probablemente luego también. Algunas cuestiones básicas se han tornado muy serias: usar barbijo para no escupirnos cuando hablamos, mantenernos distantes y pasarnos seguido por las manos alcohol. Pero quizás una de las incorporaciones más difíciles se trate de pensar en un virus como algo que realmente está ahí y cuyo encuentro afectaría nuestra experiencia. Ahora, ¿por qué es tan difícil incorporarlo?

LEE TAMBIÉN: Primeras imágenes de la nueva película argentina para Netflix

LEE TAMBIÉN: “Hoy se arregla el mundo” de Ariel Winograd, presenta su primer poster

Ya siempre fue difícil incorporar la otredad, es decir, disponer desde nuestros adentros una aceptación a alguien que solo es siendo distintx a nosotrxs. La cultura nos moldea para evitar la entropía y a esto se suma que hoy el algoritmo nos aleja de quienes portan distinciones significativas. Ahora bien, un virus, la ciencia y lo otro suelen converger en el cine de ciencia ficción. Imposible no pensar en Alien (1979) y en una amenaza que está ahí, cercana y latente, y que solo busca hacernos daño (salvemos las distancias, demos un changüí). Frente a semejante monstruo, los personajes que lo enfrentan se ven en la necesidad de aislarse para estar a salvo y poder crear una estrategia para enfrentarlo, o no. 

Madre, la inteligencia artificial del modesto carguero interestelar Nostromo, pesca una transmisión que la obliga a despertar a su tripulación que permanecía en hipersueño y que deriva en una inesperada expedición sobre una superficie lunar. En una nave alienígena abandonada, una gran cámara contiene cientos de huevos. El saldo resulta con un tripulante atacado por una criatura que rompe su casco y se aferra a su cara: un facehugger. Esta forma de vida parasitaria deposita en su huésped lo que luego surge mediante un parto monstruoso, que en un desgarramiento se cobra su vida una vez incubado. El ciclo vital de esta criatura es aceleradísimo. Tal es así que Ash (Ian Holm), el androide tripulante que responde a las instrucciones de Madre, termina declarándose su principal admirador y dice verlo como “un sobreviviente que no está limitado por la conciencia ni por remordimientos, ni por ilusiones de moralidad”. 

Ante una tripulación que va siendo diezmada y un extraño interés por mantener viva a una criatura voraz, Ripley (Sigourney Weaver), la subcomandante a bordo, será la mirada intuitiva. Y encarna la ambivalencia constante en la que venimos insistiendo. Por un lado sabe desde el comienzo qué destino quiere darle al xenomorpho: su destrucción. Pero, además, corre el velo de confusión que enmascara al monstruo y que lo liga a Ash en sus esfuerzos por mantenerlo con vida.

VISIONAR, UNA PLATAFORMA DE CINE Y SERIES ARGENTINAS GRATUITAS 

Se hace evidente, entonces, el carácter político de la disputa: el cruce de intereses que se juega, la vida de uno por sobre la de otros. El alien es prioridad por ser un recurso del que se quiere disponer, un arma de guerra. En este caso se trata de una otredad monstruosa, que deambula por las sombras y busca parasitar para reproducirse. Fue producto de la experiencia del primer encuentro y se tornó inmanejable. Sin embargo, la amenaza no le impide a Ripley ser aún más contradictoria: quiso dejar fuera de la nave, en cuarentena, a su compañero infectado por el facehugger pero antes del final retrasa la huída para salvar a Jonesy, el gato. Quizás se trate de un movimiento humanista o una alianza política. Una empatía que se despliega entre especies cercanas. Por un lado la humana y el animal, por el otro el alien y el androide.  

sumate 2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s