Columna de la semana: Bigotefalso: “Chimiboga, en sánscrito Milagro del humor”


Por Sebastián Culp
http://blogbigotefalso.com.ar
https://www.facebook.com/BigoteFalso
@Bigote_Falso

chimiboga-2011-ayar-b-dvd-original-animacion-comedia_MLA-F-126912001_4008“Donde hay agua, hay animales; donde hay internet, hay gente”.

Y si hay internet, hay Chimiboga.com. Y si hay Chimiboga.com, hay delirio asegurado. La frase con la que comienza esta nota corresponde a su primer largometraje de animación en solitario: “El Sol”, recientemente estrenado. Antes había hecho, con un equipo de más de 50 personas, “Mercano, el marciano”.

Estamos hablando de Ayar Blasco, o Ayar B., si firma él. Como sea, se trata de un chabón dibujante y animador que hace un tiempo se mandó a hacer una página con videos de corta duración y de básica animación en la que dibuja, guiona, anima, y hace las voces. Todo por la módica suma de una computadora, conexión a internet (puede ser wifi robado) y un clic. Listo, todo el mundo Chimiboga directo a tu distraída cabeza.

Todo el ácido, el absurdo, el sin sentido de ese imaginario te cachetea, te ajusticia. A vos que paseabas por la net como quién no quiere la cosa, de golpe te despeina tu tan paquete jopo. Personajes como El ratón Disney, el conejo Bugs Bony o Don Luis, el viejo italiano a quien en cada capítulo se le mueren cada vez más hijos, inundan tu computadora, tu mundo.

Su destino es el link, el boca a boca, el hacerse viral. Porque los videos de Ayar B. (ya le podemos decir Serie) son tan efectivos que en seguida de verlos sentís una necesidad calcinante de pasarlos, de mostrárselos a tus amigos. Les ponés “me gusta” en Youtube, los Retwitteas, los mandas por mail, los comentás entre amigos, en fiestas, donde sea. Sentís que descubriste algo grande, algo que estaba medio oculto. No puede ser que un capítulo donde un personaje le dice a otro que es cool y éste otro le responde que no lo moleste, sea tan gracioso. Es técnicamente imposible, más aún si ese capítulo dura 47 segundos. Por eso, sin exagerar, hablo de hallazgo.

AYAR-BLASCO-POR-LUDOVICOUna animación mal hecha (aunque eso es discutible), una idea básica y un diálogo intrascendente dan por resultado 47 segundos de magia. Ese, señores, es el misterio del hecho estético o lo que catzo sea. Bue, cuanto mucho el misterio de la comedia o del humor. Hay otros que no te hacen reír ni con una factura de 10 millones de dólares blue.

Y todavía va más allá. Supongo que Ayar B. no se lo propone, pero hay otro capítulo (Arroz) de apenas 11 segundos. Un milagro del humor.

El personaje más reconocible es el ratón Disney. Un engreído y caprichoso ratón que se cree el dueño de todo (incluso de la página Chimiboga.com) y que con su voz terriblemente aguda está siempre al borde del colapso nervioso y del llanto. Despotrica contra cuanto personaje se le cruza y hasta contra el propio Ayar B.

Esta dinámica tan efectiva se la pudo ver en una idea ingeniosa: El ratón Disney pasando revista. Hay varios capítulos donde este sacado roedor tira palos a todos los historietistas de la revista Fierro. Capítulos quizás con una dirección más clara pero con el mismo grado de cinismo y delirio.

Ayar B. también dibuja historietas (se lo puede ver en Fierro) y si su animación no es perfecta, es porque esa es su búsqueda. Aparte, acá hago un alto. La animación de Chimiboga no es para nada insuficiente o “chota” pese a lo que muchos dicen. Creo que hay mucha expresión en los personajes y situaciones. Todo es totalmente funcional a lo que está pasando. Los movimientos son básicos, sí, pero cuentan con lo mínimo para que eso te llegue y, la verdad, están mucho mejor logrados que muchas otras cosas, incluso que varios actores que cuentan con su cara real.

Y para terminar, el elemento que une todo esto son las voces que, hasta donde sé, en su mayoría pertenecen al mismo Ayar B. Se podría decir que son el centro, el eje, la esencia de Chimiboga y bla bla, pero no, no queremos desmenuzar nada, porque no tengo ni ganas, ni creo que enumerar las capas de algo sea la posta. La cosa es más simple, ¡es una serie para reír!, y mucho. Punto.

 

La serie se puede ver en  www.chimiboga.com.ar, o adquirir en formato DVD enhttp://www.videoflims.com.ar/

Advertencia: El hecho de ver un capítulo implica que quizá lo tengas que volver a ver como mínimo 10 veces más, consecutivas y sin intervalos.

Anterior "Los anillos de Newton" se suma a TV Pública
Siguiente Semana del 23 de Agosto

No hay comentarios

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *