“Claudia”: los hilos de los trucos


“Claudia” es una película que inicialmente pareciera solamente para cinéfilos que, al igual que la protagonista, podrán ir recogiendo una tras otra las pistas que el director deja a lo largo de la narración, casi como rastros de migas de pan, como si de Hansel y Gretel se tratara. Estas pistas, en forma de guiños de géneros varios, pero con un género mayor que lo abarca todo, logran un humor dosificado con ideas claras, justas, que impregnan el relato y lo hacen crecer por sus propios méritos, acompañados por el excelente elenco, guión y dirección, a cargo de Sebastián De Caro . Todo eso y más es “Claudia”, la película que deja ver figuradamente los hilos de los trucos (Ya sabrán el por qué de este comentario cuando la vean) en que una wedding planner obsesiva y con algo de angustia que tapar, persigue el propósito de reemplazar a una compañera enferma en el desafío de llevar adelante una boda más que misteriosa y problemática.

La musicalización es otra pata del objetivo narrativo, comenzando con una interpretación de una canción que, si bien luce más poderosa y rockera en su versión original, en la voz de Lali Espósito tiene un toque más pop que de todos modos, funciona.

Respecto del elenco, además claro, del guión y la dirección, es la clave una excelente Dolores Fonzi como la mencionada Claudia, Laura Paredes, como Pere, la segunda al mando en el barco, Julián Kartún como el novio, Paula Baldini como la novia en crisis, Gastón Cocchiarale como el misterioso, Julieta Cayetina como la novia del último, y para cerrar, Jorge Prado (a quien hemos visto más o menos recientemente en “Muere monstruo muere”), quien se luce en momentos de lujo casi teatrales.

Con cruces entre miedos naturales en un evento como una boda puede ser, y guiños fuertes a géneros como el cine negro y el terror, “Claudia” luce con orgullo sus pergaminos para ser una obra que no solamente puede cautivar a amantes del cine de esos tan obsesivos como la propia Claudia, sino también a un público más amplio que encontrará en esta película una creación más que disfrutable.

Anterior "Claudia": De Caro y sus obsesiones
Siguiente "Porno para principiantes", una audaz comedia uruguaya

No hay comentarios

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *