Critica “De la noche a la mañana”: Todo puede malir sal


La noticia de que su mujer está embarazada trae aparejada una gran crisis existencial en Ignacio Roma (Esteban Menis), un arquitecto cuyo viaje a Chile por trabajo es inminente. Lo nuevo de Manuel Ferrari es una comedia agridulce poco entretenida pero es una gran metáfora en sí misma. Es de ese tipo de películas en que uno siente lástima por el protagonista, no puede salirle todo tan mal siempre. 

VISIONAR, UNA PLATAFORMA DE CINE Y SERIES ARGENTINAS GRATIS

Nada en el país vecino sucede como esperaba el protagonista, que no mide las consecuencias de sus decisiones y se ve involucrado en situaciones desopilantes. Ignacio se convierte en la viva figura del anti héroe vagando sin rumbo por Valparaíso, como una analogía de la vida misma, perdido, sin saber a dónde ir o si quedarse quieto esperando a ver qué pasará con su destino.

Esteban Menis como actor protagonista fue un gran acierto, acostumbrados a algo completamente distinto, en esta es todo lo contrario: apagado, tímido, nervioso y con ataques de pánico pero todo en un silencio que nos desespera, pidiéndole que reaccione y tome las riendas de la situación.

Su director Manuel Ferrari nos muestra un drama con un hombre que no sabe si es feliz, que no sabe qué es lo que quiere para su vida

Como una comedia de enredos y sin uso de gags o chistes fáciles, De la noche a la mañana es un relato sobre los planteos existenciales en la vida de una persona de entre 30 y 40 años. El viaje a Chile se llena de inconvenientes y, en el medio, conoce a varias personas que le harán mirar su vida desde otra perspectiva. Con tintes de coming-on-age tardío, la película muestra cómo a Ignacio se le van trastocando todas las estructuras (nunca mejor elegida su profesión de arquitecto) para reconstruirse a partir de una nueva realidad que le toca vivir.

El desconcierto y la angustia reinan en la historia como en las crisis de la vida adulta. Cabe destacar el detalle de los temblores que siente en el hotel (muy comunes en Chile) como símbolo de la inestabilidad emocional que sufre constantemente. Es una comedia si, pero su director Manuel Ferrari nos muestra un drama con un hombre que no sabe si es feliz, que no sabe qué es lo que quiere para su vida y que se encuentra con momentos en que cualquier ser humano habría explotado de impotencia.

Aunque, en ciertos momentos, decae el ritmo porque se centra en lo patético del personaje -como una construcción constante del mismo-, la película es una reflexión sobre salir de la zona de confort, barajar y dar de nuevo. La mezcla entre drama y comedia hace que valga cada segundo.

“De la noche a la mañana” esta disponible en Amazon Prime

Puntaje: 8/10

Anterior INCAApaces de bajar los brazos: convocan al Primer Encuentro Internacional de Observatorios de la Industria Audiovisual
Siguiente "Friends, the reunion" o cómo hacer tributo a una sitcom única

No hay comentarios

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.