El Gaumont reabre sus salas


SALA INCAA GAUMONT

Luego de más de un año con sus puertas cerradas, el emblemático cine del barrio de Congreso vuelve a proyectar en sus pantallas tras la remodelación iniciada en septiembre de 2019, que iba a estar lista en semana santa del 2020, pero que la pandemia postergó. Este jueves 11 habrá una función especial para prensa de Los años del tiburón, el documental de Daniel Rosenfeld sobre la vida de Astor Piazzolla por motivo del centenario del nacimiento del reconocido bandoneonista y, a partir del fin de semana, habrá dos estrenos, como siempre, argentinos: Akelarre Charlotte.

VISIONAR, UNA PLATAFORMA DE CINE Y SERIES ARGENTINAS GRATUITAS

A nivel protocolar, seguirá la lógica del resto de los cines y se permitirá solamente un 30% de aforo a las funciones, las filas para el ingreso deberán ser fuera del complejo, se habilitará un sistema de venta de entradas digital y habrá una hora entre cada función para que las salas puedan ser sanitizadas. En relación a la remodelación, además de lo estrictamente arquitectónico, las tres salas del complejo han sido renombradas con nombres de prestigiosos cineastas nacionales: Leonardo Favio, Fernando Birri y María Luisa Bemberg.

El aspecto negativo de la reapertura tiene que ver con el ciclo “Jueves de estreno” que había organizado el INCAA para exhibir los filmes financiados por el Instituto en la plataforma digital, Cine.ar Play, y en el canal de cable, Cine.ar TV. Esta iniciativa fue celebrada por todos los sectores porque, a pesar de que era de “emergencia”, permitía que las producciones nacionales llegaran a lugares del país en donde no hay complejos INCAA y, de esta manera, democratizaba el acceso y le daba un empujón a la realización argentina fomentando su consumo. Tomemos por caso Al Acecho, de Francisco D´Eufemia y el drama adolescente Yo Adolescente, de Lucas Santa Ana, ambas por encima de los 90.000 visionados si sumamos las vistas en la plataforma y el canal. Quizás podrían convivir las dos metodologías de estreno para que una mayor cantidad de gente pueda ver cine nacional de calidad, aquella que puede acercarse a los -pocos- espacios INCAA y aquella -mayoría- que no tiene cerca ningún complejo.

Anterior “Post Mortem”: demasiado real para ser ficción
Siguiente BAFICI 2021: fechas, programación y sedes

No hay comentarios

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *