“Que todo se detenga”: el paso del tiempo en una vorágine de nocturnidad


Con guión y dirección de Juan Baldana, la producción de Animalia Cine, Habitación 1520, y  Rowing está protagonizada por Gerardo Otero, Luis Ziembrowski, Claudio Tolcachir, Natalia Dalena, Maria Canale, y Alan Sabbagh.

A partir de la novela de Gonzalo Unamuno en que se basa, Que todo se detenga construye una narración que pone el foco en la frustración y la anomia que envuelve al personaje principal y luego visita junto con él al resto de los involucrados.

La adaptación llevada adelante por Baldana plantea con bastante certeza la vida en franca caída del protagonista, un cuarentón y cocainómano empedernido.

Con la visión de la pérdida teórica de los ideales, la venta del cuerpo y de la mente a objetivos faltos de destino creativo y con ejemplares que muestran la peor cara de la idea de la política (la nociva de verdad, la noventosa y revulsiva, no la marketineramente odiada) el relato avanza en una vorágine nocturnidad con rememoración estética de las décadas que quedaron atrás pero nos constituyeron como sociedad.

El descontrol emocional se vuelve forma intelectual y enfrenta los dos yo de Baraja, Como un Dr. Jekyll y Mr. Hyde socialmente violentos e incorrectos, en desmedida pretensión a través de sus acciones. 

Por estos puntos es que recomiendo humildemente este estreno nacional para el bolsillo de la dama y la cartera del caballero.

Anterior Reseña de "Supernova": Fracasa otra vez, fracasa mejor
Siguiente ¿Qué es la "Tasa Netflix"?

No hay comentarios

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.