Reseña: “Cómo se convirtieron en tiranos” de Netflix


La producción de Netflix, con voz en off Peter Dinklage (Game of Thrones) recorre a través de seis episodios de no mas de 30 minutos el surgimiento de distintas dictaduras y sus implicancias

Voy a comenzar esta reseña/comentario con dos preguntas cruciales, de fuerte impacto y que no dejarán dudas, y a las que nadie respondería que sí, salvo que mienta y elija decir que no porque no se atreve a tamaña brutalidad pública, quedando claramente expuesto. ¿Alguno de los que está leyendo esto cree que el Holocausto judío fue una idea valorable o que afiliarse al partido Nazi es una idea para recomendar?  Después de todo, ¿nadie diría que es de “derecha” en ese sentido, verdad? Y es que así comienza el Capítulo uno, narrando la conformación del partido nacionalsocialista obrero alemán (más bien, y para ser justos, su crecimiento exponencial) y describiendo la psiquis de Hitler. Tranqui. Les hubiera convenido aceptarlo en la Academia de arte.

VISIONAR, UNA PLATAFORMA DE CINE Y SERIES ARGENTINAS GRATIS

Repasados estos dos puntos, comienzo la descripción desmenuzada respecto de la idea de “¿Cómo se convirtieron en tiranos?”, el documental seriado de fluir ágil y entretenido, narrado en voz en off por Peter Dinklage, con testimonios de diferentes analistas e historiadores que barre con toda intención de convertir la revisión histórica respecto de la conformación de líderes mundiales salvajemente dictatoriales en un ataque ideológico puntualmente direccionado a humildes gobernantes que pelean por sus pueblo. Porque la serie detalla no solamente el cómo y el por qué se dieron estos fenómenos, además busca en el detalle de la estructura de comportamiento de dichos líderes, y reconstruye la composición social y el miedo o enojo de la población respecto de una minoría particular que se entiende como un enemigo o amenaza, o la idea respecto de un derecho supremo (por sobre otro a designar). 

En defensa de la crítica que se le pueda hacer a la forma y la línea (que puede tildar por pereza intelectual a “¿Cómo se convirtieron en tiranos?” en un producto tendencioso ideológicamente) puedo decir que, obviamente, este tipo de ideas de persecución al enemigo, señalamiento de lo diferente (teóricamente amenazante) y utilización del odio o resentimiento frente a la propia imposibilidad de salir adelante en un contexto de crisis es posible de hallar en los más variados modos y formas (o sistemas) ideológicos, o tipos de organización social. En definitiva, ciertas formas de intolerancia y supremacía violenta son elementos del comportamiento humano. Sabiendo y entendiendo esto ¿Por qué algunas de estas expresiones son más tolerables que otras? ¿No encierran el mismo sentimiento descarnado y falto de humanidad, con sutiles cambios en el grupo que recibe los golpes?

Sin ánimo de minimizar, entonces, el análisis general de los resultados puntuales en cada uno de los líderes emocionales y políticos de la historia, es posible ver lo que el miedo genera en cada uno de nosotros, y en qué lugar tan miserable puede colocarnos. En las diferentes versiones del gobierno a través del miedo: ¿es verdad que la única opción posible es elegir entre la prolija y ordenada estructuralmente y la caótica y simbólicamente violenta? ¿Es eso todo lo que la humanidad puede esperar para el futuro? 

Ojalá que no.      

                                   

Anterior Crítica de "The Suicide Squad": el balance perfecto cinco años más tarde
Siguiente Critica de "Free Guy": un encantador disparate

No hay comentarios

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *