Reseña de “ILSE FUSKOVA”: histórica y política


“Ilse Fuskova” es un retrato de la vida de una de las activistas históricas del feminismo y del lesbianismo en Argentina. Ilse hoy tiene 92 años y ha transitado un camino fundamental para las nuevas luchas por los derechos civiles en el siglo XXI. Nacida en el seno de una familia de clase media, fue azafata, fue periodista, se pronunció feminista en 1978, en plena dictadura militar, y en 1986, al regreso del Encuentro Latinoamericano de Mujeres de Bertioga, se reconoció como lesbiana. Ilse es una historia en sí misma. Un cúmulo de conocimientos personales e intelectuales en medio de la historia de un siglo movilizador y asombroso, a veces. Una vida interesante plena de acción política. 

VISIONAR, UNA PLATAFORMA DE CINE Y SERIES ARGENTINAS GRATIS

Este documental, que puede ser clásico en su desarrollo, nos muestra cómo el arte y la emoción se convierten en algo salvaje, y en manos de Ilse todo es descubrimiento. Tiene el plus de la atracción, del imán de un personaje que narra su participación social y está llena de lucha a partir del conocimiento de la multisectorial de la mujer. 

El archivo es riquísimo y, sumado al material redescubierto en las conversaciones con la protagonista, está muy bien empleado como apoyo narrativo. La línea argumental a modo de columna vertebral del origen y crecimiento del movimiento lésbico-feminista ayuda a entender la necesidad de la motivación del encuentro de las mujeres feministas en el regreso a la democracia. 

La presencia y la circulación de la información en los medios a partir de la presencia de Ilse en el programa de Mirtha Legrand fue tanto un golpe de efecto como un empujón para el comienzo de un cambio. Las militantes, representadas en la emisión por la importante figura de quien da nombre al documental, vieron por un lado una amenaza (sobre todo con las declaraciones fuertes de los representantes de la iglesia católica de entonces) como una posibilidad de visibilizarse. 

Liliana Furió y Lucas Santa Ana crean un mensaje fuerte a través de la reconstrucción del camino de Ilse en Alemania, Estados Unidos y Argentina en los diversos ámbitos de lucha que atravesó. Un quiebre es la invitación de Carlos Jáuregui a sumarse a la CHA (Comunidad Homosexual Argentina), a fin de repensar de manera conjunta las acciones públicas. 

Una interesante muestra de gran valor histórico y político que ayuda a comprender el avance de uno de los movimientos más importantes por los derechos de las lesbianas en Argentina.

Puntaje: 8/10

Anterior Reseña "Maradona, Sueño Bendito": Pasión de multitudes
Siguiente "Panash" con segundo tráiler y estreno en Mar del Plata

No hay comentarios

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *