Se aprobó la extensión al Fondo de Fomento Cinematográfico en diputados


Se aprobó en la cámara baja el proyecto de Ley que busca prorrogar los fondos específicos de la cultura. Un tema bastante urgente dado que el último día hábil de este año, 2022, puede dejar de financiarse una buena parte de la producción artística argentina.

Vayamos por partes. La Ley de Cine de 1994 creó este Fondo con una serie de gravámenes que solventan subsidios y créditos para la realización de películas y series, organizar festivales en todo el país, la financiación de la ENERC (escuela gratuita perteneciente al INCAA) y la promoción del cine argentino en el exterior.

El dinero proviene de:

  • 10% del alquiler o venta de videos o DVDs (esto debería actualizarse y aplicarse en las plataformas de streaming)
  • 25% del total de los ingresos obtenidos por el ENACOM, que cobra a los dueños de las licencias de canales y radios; y a operadores de cable por usar el ancho de banda y espectro radioeléctrico
  • 10 % del valor de la entrada de cine, sea película argentina o extranjera.

Ahora bien, en el 2017, se votó la Ley 27.432 que alteró las asignaciones específicas de los impuestos nacionales, entre ellos, los que se giran al Fondo de Fomento. Es decir que ese monto dejaría de ir a la realización audiovisual de forma automática, trayendo como consecuencia la conversión del Fondo en un presupuesto decidido por el Poder Ejecutivo, aprobado (o no) por el Poder Legislativo y, por ende, mucho más influyente para el entorno político. Pero la caducidad del financiamiento excede al cine, también corre para el INaMu (Instituto Nacional de la Música), el INCAA (Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales), el INT (Instituto Nacional del Teatro), la CoNaBiP (Comisión Nacional de Bibliotecas Populares) y el FOMECA (Fondo de Fomento Concursable para Medios de Comunicación Audiovisual), entre otros.

237 afirmativos. 0 negativos. 0 abstenciones. El proyecto aprobado en la Cámara Baja fue presentado por Pablo Carro, diputado de la provincia de Córdoba por el Frente de Todos. En el mismo, se propone una extensión de estos fondos por 50 años más (hasta 2072). Si bien en un principio la idea era que no tuvieran fecha de expiración, la oposición logró imponer su postura de que todas las asignaciones especificas deben tener una fecha de término, y por eso surgió ese número.

De aprobarse también en el Senado, será una victoria para la cultura nacional en la disputa ideológica sobre qué importancia le damos como país, cuál es el valor de la producción y distribución de bienes culturales que llevan en sí la tarea de retratar nuestra idiosincrasia e identidad.

Anterior Llega "Supernova", la serie de Ana Katz para Amazon
Siguiente Crítica de "La ira de Dios": un cuerpo que se estrella

No hay comentarios

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.